Estanterías Cantilever: La solución más efectiva para almacenes

Una de las mejores inversiones a la hora de mejorar la logística y gestión de un almacén es la de implementar estanterías Centilever. Se trata de estructuras de metal formadas por brazos en voladizo que son capaces de soportar grandes cargas y, sobre todo, de administrar mercancías, pesadas o ligeras, de dimensiones alargadas.

De este modo, se evita procurarle a la mercancía daños, desperfectos, curvados o apelmazamiento debido a sistemas de almacenaje ineficaces como la amontonamiento.

Fersaracks, empresa líder en almacenaje industrial, es una de las que más recomienda el uso de este tipo de solución de almacenaje, sobre todo para empresas de madera o plásticos que deban gestionar mucha cantidad de tableros, maderos o productos alargados de plástico. El motivo es que son fáciles de montar y muy sencillas de manejar; algo que las convierte en un acierto para aquellos empresarios que necesiten optimizar y rentabilizar su negocio.

Son muchas las ventajas que ofrece este tipo de sistema, entre ellas: La adaptabilidad al espacio del almacén, su enorme resistencia y la capacidad para regular su altura. Beneficios que aseguran una mejora considerable en la gestión de la logística de cualquier almacén y un aumento en el rendimiento.

Almacenaje de cargas ligeras

Para comercios de venta al público, las estanterías Cantilever ofrecen una solución práctica, dado que se puede gestionar el producto almacenado en sus bandejas por ambos lados. Además, el montaje es sencillo y no necesitan ningún tipo de complemento para poder gestionarse, solo la ejecución manual.

Almacenaje de cargas pesadas

Las Cantilever están pensadas para soportar cargas muy pesadas y de gran longitud. En este caso, los complementos como brazos puente, cubiertas de estante, prevención antirodadura, tiras diagonales, grúas, protectores longitudinales o vigas de voladizo, sí ofrecen mejorar significativas en su desarrollo.

Se trata de una fórmula de almacenaje sencilla de implementar, resistente y que está especialmente recomendada para mercancías que, además, tienen cierta movilidad dentro del almacén. El espacio se economiza y las estanterías aprovechas las dimensiones de la nave a lo alto, siendo también regulables en su longitud.

Las estanterías Cantiléver están pensadas para cargas y materiales de gran tamaño. Sin embargo, la ventaja de organizar mercancías a lo largo termina por ofrecer un considerable ahorro de espacio y optimiza la distribución de los productos.

Algunos de los beneficios de este tipo de las estanterías Cantilever son:

  • Fácil montaje y gestión
  • Ajuste de altura según las necesidades
  • No emplean tornillos
  • Ofrecen una solución muy potente por una inversión muy moderada
  • Se aprovechan las dos caras de la estantería.
  • Aumento significativo del orden, gestión y visibilidad de la mercancía
  • Evita desperfectos, roturas, curvaturas, etc
  • Permite complementos útiles que mejoran aún más la gestión de las mercancías
  • Son una alternativa eficaz para mejorar el rendimiento del almacén