La comunicación con productos encuadernados

La publicidad y la comunicación son una de las bases del crecimiento empresarial. La imagen que pueda transmitir una marca debe ser un todo y no algo puntual. Una marca o una empresa es percibida por los usuarios de una determinada manera.

Por ejemplo, Apple es vista por la mayoría de usuarios como un producto exclusivo y diferente al resto. Google tiene por bandera la innovación y la precisión en todos sus servicios. Cada empresa tiene una imagen y no solo hablamos de las empresas tecnológicas situadas en Silicon Valley sino que las pymes también son las responsables de cuidar su imagen de marca para mejorar su líneas de crecimiento.

En el caso de las pymes, la publicidad y la comunicación son aún más importantes que en las macroempresas. Las pequeñas y medianas empresas tienen recursos limitados para publicitar sus servicios por lo que debemos ser precisos para obtener una buena imagen de marca. Lo primero que debemos pensar es ¿qué imagen corporativa queremos dar? El primer pilar para toda empresa es conseguir ser profesional para que confíen en nuestros servicios.

Profesionalidad y comunicación

Como indicábamos más arriba, ser profesional o transmitir ser profesional es uno de los pilares de cualquier empresa. Para ello, debemos cuidar los pequeños detalles de nuestra comunicación y qué mejor que hacerlo con recursos impresos. Aquí podéis consultar varios consejos de marketing sensorial, aunque los recursos gráficos son quizá una de las mejores opciones que tenemos para mejorar nuestra promoción.

Catálogos

Los catálogos son una parte importante de un negocio porque dan una imagen clara y precisa de los productos que se venden o instalan. A la hora de imprimir catálogos debemos tener en cuenta que un buen diseño es fundamental, por lo que es recomendable contratar un buen diseñador gráfico que nos cree un catálogo que inspire y que transmita profesionalidad.

Los clientes se fijarán en un catálogo profesional y será como una carta de presentación de la empresa para futuras colaboraciones.

Libros corporativos

Las empresas que tienen mayor trayectoria crean o diseñan libros corporativos con fechas clave o acontecimientos relevantes de la propia empresa. Imprimir libros corporativos no está al alcance de todas las empresas pero aquellas que lo hacen intentan transmitir experiencia y profesionalidad a través de estos recursos gráficos tan innovadores.

Los libros corporativos suelen estar basados en fotografías de empresa o imágenes de proyectos realizados y tienen un gran poder de comunicación en los clientes y proveedores.

Impresión de revistas

Las revistas tienen un carácter diferente a los libros de empresa, ya que suelen llevar artículos acerca de novedades, últimas noticias o nuevos proyectos realizados.

Se suele llevar a cabo una impresión de revistas para informar a proveedores o distribuidores de la marca y son una forma ideal de mejorar la imagen corporativa y fidelizar a aquellos que trabajan codo con codo con nosotros.

Para estas revistas también debemos contar con un diseñador gráfico que nos pueda estructurar los contenidos de forma que un usuario pueda consultarlos fácilmente y, a la vez, que sea visualmente atractivo.