Como sobrevivir a un trabajo que no nos gusta

NO hay nada más deprimente  que vernos en la obligación de permanecer en un sitio que odiamos y que nos hace infelices, la mayor parte del día. Todos algunas vez hemos pasado por este tipo de situación y en verdad no es nada agradable. Desde el punto de vista emocional la persona que odia su empleo, no tiene paz ni tranquilidad y se siente atrapado por cuenta de las innumerables cuentas pendientes.

Puede que usted haya enviado cientos de hojas de vida, tratando de encontrar otro empleo, pero por cuenta de la crisis, nada que consigue. Ante una situación así, hay que buscar maneras de hacer más apetecible el todos los días a un sitio que uno odia.

Lo que sigue son recomendaciones de expertos para sobrevivir al hecho de odiar nuestro empleo actual. Estas son las recomendaciones.

1.    Liste las cosas que le gustan de su trabajo. Trate de hacerlo de manera distanciada, es decir, durante las vacaciones o un fin de semana. No haga trampas y trate de encontrar algo positivo, como la ubicación de la oficina o la vista desde su ventana.

2.    Concéntrese en aprender nuevas habilidades. Si usted no le gusta lo que hace, puede intentar un cambio de carrera y mientras eso se da, aproveche su empleo para aprender o desarrollar nuevas habilidades en lugar de estar atrapado perdiendo su tiempo y lamentándose.

El desarrollar habilidades del tipo hablar en público, informática o administración, por nombrar algunos, pueden mejorar su hoja de vida.

Incluso si la empresa tiene programas educativos, no desaproveche tal oportunidad.

3.    Busque crear redes y contactos. Nadie dice que es fácil, pero son muchas las personas que han usado sus trabajos como una palanca para alcanzar otros objetivos. Un mal empleo puede ser un marcador de posición necesario para buscar algo mejor y prepararse en consecuencia.

4.    Fortalezca su autoestima. Son muchos los trabajos donde los empleados se sienten subestimados o no apreciados por completo por sus jefes. El jefe por lo general, solo ve en los empleados un recurso para ser utilizado o explotado.

Ser consciente de eso le debe llevar a evaluar su situación y con el fin de saber exactamente porque su jefe piensa así de usted. De igual manera fortalezca su autoestima mediante la ayuda de sus amigos y familiares.

De esta manera usted puede restablecer su propio sentido de valía y poner las cosas en perspectiva.

5.    Piense y actúe en consecuencia. Si usted odia su trabajo, ya es el momento de pensar en tener su propio medio de sustento que no implique vender su tiempo.

Es el momento perfecto para evaluar las formas de no depender más de otros y ser independiente.

El primer paso pasa por analizar profundamente su situación actual y buscar información de como convertir sus ideas en un negocio que ame y sea rentable.

Deja un comentario