La decisión de dejar o no el trabajo

Hemos hablado anteriormente sobre las razones por qué debo renunciar al trabajo si no nos complace en lo absoluto. A menudo nos llegan comentarios de personas que manifiestan no sentirse feliz en el trabajo y que se encuentran en la dificil decisión de evaluar otras alternativas. Pero con el argumento de que se trata de un trabajo fijo bien remunerado o que se trata de una buena compañía o empresa multinacional, corporación, o como quieran llamarle, se excusan de que deberán permanecer allí de por vida.

Lo cierto es que al día de hoy ninguna empresa es garantía de que tendrás tu trabajo de por vida, y en ocasiones puedes no sentirte contento trabajando en una gran empresa, como podemos apreciar en el caso redactado por economía personal de por qué debes renunciar a tu empleo.

Pregunta: ¿por qué estamos en nuestro actual empleo?

Primero que nada debemos aclarar el concepto que tenemos de trabajo, ¿trabajamos por dinero o trabajamos por desarrollo personal y profesional?

Cada vez más, vemos que la gente está más estresada, el stress es una de las principales consultas de terapia y esto no solo conlleva un problema personal y sus riesgos sino también que afecta al resto de la familia. Un empleado que llega estresado a su casa puede generar problemas con su pareja, no atender adecuadamente a sus hijos, y afectarles en su desarrollo.

¿Debo renunciar a mi trabajo fijo o no?

La decisión de renunciar o no será muy personal, pero el mayor miedo que puede surgir a la hora de pensar en dejar el trabajo es la incertidumbre de quedar a la deriva. Este miedo a la larga desaparece, y va muy de la mano con el espíritu emprendedor y en ver las oportunidades en los momentos de crisis.

Antes de tomar esta dificil decisión, tratemos de hacer un mapa mental de por qué queremos renunciar a nuestro trabajo. Los motivos pueden ser muchos.

  • Queremos emprender e iniciar un negocio propio
  • No nos hace feliz nuestro trabajo
  • En el trabajo nos están explotando
  • Incertidumbre
  • Nos hacen viajar al extranjero y no podemos disfrutar a nuestra familia
  • Queremos trabajar menos horas
  • Otros

Finalmente, para poder tomar esta decisión lo mejor es conversarlo en primera instancia con la pareja o con amigos o familia, y de esta forma que nos ayuden a ponernos en una óptica de observador externo para ayudarnos a comprender la situación y ver qué otras alternativas tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *