Las opciones para la venta online de pequeñas empresas

Las ventas online han crecido durante los últimos años de manera permanente. Hay pocos usuarios que rehuyan las compras por Internet y, con motivo de la pandemia, los datos de las ventas online se han disparado aún más.

La pandemia del coronavirus ha provocado que muchos usuarios deban adaptarse a los medios digitales. Quedaban pocos que no realizasen compras por Internet, pero ante la necesidad y la prohibición de salir a la calle, muchos de ellos han tenido que comenzar a probar cómo funciona eso de la compra online.

Supermercados, tiendas o empresas locales han adaptado sus páginas web para poder recibir pedidos y aumentar el volumen de ventas ante la clara necesidad de brindar un servicio adicional a sus clientes.

Opciones para las empresas

Las empresas locales tienen una oportunidad única de subirse al tren de las ventas online antes de que los usuarios busquen otras opciones. El que no se adapta no sobrevive y esto es perfectamente aplicable a la sociedad de hoy en día y a la tecnología que nos brinda.

Es evidente que no todas las empresas cuentan con una inversión potente para adaptar su negocio al entorno digital, pero hay diferentes opciones para comenzar a vender online.

Vender en marketplaces

Los marketplace son opciones muy interesantes para empresas que comienzan a vender por Internet o que buscan obtener visibilidad gracias a los líderes de las ventas online. Aliexpress, Ebay o Amazon son los gigantes tecnológicos que más apoyan los marketplace, los cuales disponen de un sistema muy optimizado para que las tiendas puedan subir sus productos y comenzar a generar ventas a cambio de unos requisitos.

A pesar de que Amazon es el principal marketplace del mundo, vender en Aliexpress España es cada vez más interesante para los usuarios ya que este gigante asiático se ha posicionado como una de las tiendas online más importantes a nivel europeo.

Aliexpress apuesta por potenciar a las pequeñas empresas que quieren vender por Internet mediante una plataforma optimizada y que cuenta con mucho tráfico mensual.

Crear una página web o tienda online

Es quizá la opción más costosa debido a que necesitamos una empresa de desarrollo y programación que nos diseñe el ecommerce según nuestro producto. Además, necesitamos fotos, descripciones y métodos de pago para que el usuario vea de forma clara nuestros artículos.

Otro de los puntos necesarios para lanzar la tienda online es invertir en publicidad o posicionamiento web para captar clientes nuevos, algo básico para poder aumentar las ventas y no tener una herramienta de venta sin utilizar.

Todo esto supone una inversión realmente importante para una empresa, por lo que muchas de ellas comienzan a vender en market place y, si les funciona bien, dan el salto al ecommerce propio. Primero debemos ver si nuestros productos tienen buena acogida en la venta online para decidir apostarlo todo a este canal o ir diversificando.