Declarar rentas en el extranjero

La declaración de la renta es uno de esos momentos del año que hacen que los trabajadores se revolucionen. La recaudación de impuestos es cada vez más fuerte por parte del Gobierno y el período de declaración de la Renta se convierte en motivo de debate tanto de los que tienen que pagar como aquellos afortunados que les sale a devolver.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que residen fuera de España pero obtienen beneficios en nuestro país? ¿Deben declarar esos ingresos? ¿Qué pasa si resido en España pero trabajo a distancia para una empresa de Estados Unidos? ¿Qué dice nuestra legislación tributaria sobre las rentas generadas en nuestro país?

En este artículo vamos a detallar algunos aspectos importantes sobre las rentas en el extranjero, tanto de aquellos que residen en España como de los que son no residentes.

Lo primero que debemos destacar es que conviene elegir bien una gestoría que nos asesore, Vicent Ferrer, autónomo y experto en marketing digital nos comenta en el siguiente artículo [su opinión de declarando] que hay alternativas online muy interesantes como Declarando.

Gracias a las nuevas tecnologías, encontramos numerosas alternativas online que nos permiten no tener que desplazarnos o acudir presencialmente al despacho de un asesor o asesora. Declarando es una de estas opciones, cada vez más frecuentes y demandadas.

Con un panel optimizado de ingresos y gastos, nos será mucho más fácil llevar las cuentas, generar facturas y llevar la contabilidad al día.

Qué dice la ley sobre las rentas en el extranjero

La AEAT nos dice bien claro las diferentes situaciones en las que tenemos que declarar los ingresos que generamos en España. Según el país donde se genere la rente, debemos revisar el Convenio regulador de España con ese país.

Por ejemplo, si residimos en España y obtenemos rendimientos económicos de una actividad online en Canadá debemos tributar en España a no ser que el Convenio con ese país nos indique lo contrario.

Lo más adecuado es hablar con una gestoría que nos indique dónde debemos tributar y así evitar la doble imposición.

Aquí queda bien claro: https://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/_Segmentos_/Ciudadanos/Residentes_con_rentas_extranjeras/Obtencion_de_rentas_extranjeras__reglas_generales.shtml

Por otro lado, ¿qué pasa con los no residentes que generan ingresos gracias a su actividad en España?

En ese caso, la ley nos indica que los contribuyentes deben abonar el llamado Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR), un impuesto que obliga a declarar si obtenemos rentas en España aunque no sea nuestra residencia habitual.

Para ser considerado una persona no residente debemos acumular más de 183 días al año. No obstante, a pesar de que estemos fuera de España, es posible que las actividades económicas y los ingresos sean en su mayoría gracias a España. Esto implica el pago del citado impuesto.