Diseñador gráfico, una profesión que se adapta al sector digital

La pandemia del coronavirus está provocando que muchas empresas intenten adaptar su metodología de trabajo al sector digital. El teletrabajo es más evidente que nunca y, hoy en día, no vemos muchas empresas que renuncien a que sus empleados no tengan la opción de trabajar desde casa.

Es cierto que hay muchas empresas que no pueden renunciar al trabajo físico, pero también hay que tener en cuenta que hay determinados puestos de trabajo que se pueden adaptar perfectamente al trabajo a distancia.

Una de estas profesiones es la de diseñador gráfico. Un diseñador o diseñadora es un experto en diseño capaz de crear, editar o adaptar contenidos gráficos para determinadas áreas: web, marketing, promoción, ilustración, etc.

Los contenidos gráficos son una pieza importante para que las demás áreas digitales funcionen perfectamente en una empresa.

Por ello, no es de extrañar que cada día aparezcan más cursos de diseño online o formación en este sector. No obstante, la mayoría de formación que podemos encontrar en Internet no es de mucha calidad, ya que ofrece solo pequeñas pinceladas acerca del diseño gráfico y no enseña a utilizar herramientas a nivel avanzado.

Sin embargo, entre tanta oferta de curso online encontramos algunas instituciones formativas de gran nivel como la Escuela Superior de Diseño, ubicada en Barcelona. Esta escuela cuenta con cursos avanzados en cualquier rama del diseño, ya sea diseñador gráfico, animación, fotografía, moda, etc.

Es evidente que una buena formación es un pilar básico para obtener una carrera profesional de nivel, por lo que no debemos descuidarla. Miles de empresas online ofertan cursos de dudosa reputación pero las Escuelas superiores de diseño son la herramienta que necesitamos si de verdad queremos dedicarnos a esta profesión.

Alta demanda de diseñadores

Los diseñadores gráficos son cada vez más cotizados en el mundo online, ya sea para formar partes de proyectos puntuales como formar parte de plantillas de trabajo.

Es evidente que una profesión tan polifacética reporta grandes beneficios laborales y es que hemos visto como este tipo de perfil se adapta perfectamente al nuevo mundo del teletrabajo.

Hemos detectado un aumento de freelances o diseñadores autónomos que trabajan por cuenta propia tras la activación del estado de alarma.

Esto significa que la demanda de proyectos ha aumentado con respecto a otras épocas, ya que muchas empresas consolidadas o emprendedores han querido realizar trabajos con nuevos diseñadores que trabajen por su cuenta.

Un buen diseñador gráfico debe conocer bien las herramientas de diseño como Adobe Ilustrator, InDesign o Photoshop. Un conocimiento avanzado de estos software nos permitirán crear ilustraciones, logotipos o imágenes para completar nuestros proyectos de diseño.

Un conocimiento extra o adicional sobre el sector online vía web no vendrá mal para completar nuestra formación, ya que es interesante que se conozcan ciertas pautas para el desarrollo web con el fin de colaborar en proyectos de desarrollo o programación.