Inversión e independencia financiera

Inversión e independencia financiera

Invertir es una de las acciones más recomendables para rentabilizar nuestro dinero. Los expertos aseguran que debemos invertir nuestro dinero y no dejarlo parado, por muy cómodo que sea ver nuestros ahorros en una cuenta corriente.

Podemos invertir en miles de cosas, pero lo más normal es que no tengamos mucha idea de cómo invertir dinero si estamos empezando. Mover el dinero nos permite diversificar nuestras fuentes de ahorro y generar nuevos ingresos, aunque sea pensando en un medio o largo plazo.

Las inversiones requieren de estudio, conocimiento y análisis de los riesgos. Es habitual encontrar oportunidades en el mercado de inversión que nos hacen soltar nuestro dinero de forma compulsiva, pero os recomendamos analizar bien la oportunidad y valorar los riesgos antes de tomar la decisión final sobre la inversión.

Razones para invertir

La mayoría de personas no saben bien por qué invertir su dinero. Simplemente, queremos multiplicar nuestros beneficios o ahorros porque sí, el motivo ya vendrá después. Nos han dicho que el dinero hay que moverlo pero con cabeza, por eso buscaremos inversiones rentables y con poco riesgo.

Sin embargo, las inversiones con poco riesgo suelen tener también poca rentabilidad. Un ejemplo de todo esto son los plazos fijos de los bancos, que apenas nos dan unas migajas pero que son populares entre personas que carecen de conocimientos de inversión avanzados pero que buscan mover su dinero de forma segura.

Volviendo a la idea de las razones para invertir, invertir nos proporcionará dinero a largo plazo y, además, podremos conseguir libertad financiera. La libertad financiera es un concepto muy interesante que se define como conseguir dinero sin tener que trabajar, generando nuevos ingresos de forma automática.

Este concepto está muy de moda, sobre todo en esta época digital, donde cualquiera puede enriquecerse gracias a sus servicios por Internet. El factor tiempo es quizá el mejor aliado de la libertad financiera. Gracias a la libertad financiera, ganaremos tiempo para disfrutar y no pasarnos toda la vida trabajando para llegar a una jubilación sin apenas tiempo ni fuerzas para disfrutar todo aquello que nos hemos ganado a la fuerza.

Por ello, la libertad financiera es el deseo de muchos aquellos que se lanzan al mercado de las inversiones tanto a corto como a largo plazo.

Interés compuesto, un mecanismo para duplicar la inversión

Por desgracia, si decidimos invertir nuestro dinero en mecanismos de préstamos que ofrecen los bancos, difícilmente conseguiremos la libertad financiera. Los intereses simples que ofrecen los bancos no nos solucionan prácticamente nada, ya que suelen ser muy bajos incluso con las mejores condiciones.

Sin embargo, si aplicamos un interés compuesto en lugar de uno simple veremos cómo mejoramos nuestras ganancias.

Si lo comparamos con un interés fijo o simple, veremos como este tipo de interés es mucho más recomendable. Consiste en utilizar las ganancias generadas por los intereses para generar más intereses en el futuro, esto permite aumentar las ganancias.

Para ello, es recomendable empezar cuanto antes para generar nuestras primeras ganancias lo antes posible. También es fundamental tener la sangre fría de no tocar el dinero para no romper la fórmula y multiplicar los beneficios año tras año.