Seguridad al alcance de todos

Muchas oficinas vuelven a la normalidad de siempre después de meses complicados donde apenas recibían visitas. Los centros de trabajo abandonados por el Covid-19 recobran poco a poco su actividad, aunque no siempre es así.

Muchos centros han sufrido intentos de robo durante esta pandemia y, al no tener casi afluencia de gente, los ladrones han tenido tiempo de sobra para forzar cerraduras y puertas. Es por ello que, en los últimos meses, hay un artículo que se ha puesto de moda en la mayoría de centros de trabajo y no es otro que las cerraduras inteligentes.

Qué es una cerradura inteligente

Bien, una cerradura inteligente es una cerradura electrónica capaz de controlar los accesos mediante el móvil y tener un registro exhaustivo de las entradas y salidas de la oficina. Estas cerraduras son muy útiles para los responsables de negocios ya que tienen un control que nos permite saber si alguien entra o sale de la oficina en todo momento.

Ahora bien, no todas las cerraduras inteligentes son iguales. Hay algunas cerraduras sofisticadas que tienen múltiples funciones asociadas y otras un poco más básicas con unas funciones más limitadas.

Huella dactilar

La huella dactilar es una funcionalidad típica de las cerraduras inteligentes, ya que permiten al dueño de la oficina o a los empleados abrirla con tan solo colocar el dedo en ella. Es un sistema práctico y difícil de penetrar.

Las cerraduras inteligentes pueden almacenar un gran número de huellas dactilares para que varias personas tengan acceso mediante este sistema.

App Smartphone

No todas las cerraduras inteligentes se controlan desde el móvil pero las más sofisticadas si que ofrecen este sistema. Estas cerraduras son muy interesantes para aquellos que les gusta controlar todo desde su smartphone, ya que nos permitirá abrir o cerrar la puerta desde la propia aplicación del teléfono.

Compatibilidad con dispositivos de control por voz

En pleno auge de la domótica, este tipo de sistemas deben estar preparados para ser compatibles con los altavoces de Google Home o Alexa. Para ello, nuestra cerradura inteligente deberá tener Wifi y estar conectada al altavoz.

Con ello, podremos abrir o cerrar la cerradura gracias a una orden directa a nuestro altavoz facilitando así la apertura o el bloqueo del centro de trabajo. Una maravilla para aquellos que buscan la máxima facilidad y son amantes de la domótica inteligente.

Uso exterior

No todas las cerraduras inteligentes os servirán para usarlas en exterior ya que muchas de ellas están diseñadas únicamente para uso interior o cubierto. Las cerraduras impermeables son aquellas cerraduras resistentes a las inclemencias meteorológicas y os servirán si queréis utilizarlas en exterior.

Estas cerraduras tienen un precio más elevado que el resto y suelen rondar los 150€. Sin embargo, son mucho más duraderas y resistentes y suelen tener todo tipo de funcionalidades adicionales.