Mitos‌ ‌sobre‌ ‌las‌ ‌tarjetas‌ ‌de‌ ‌crédito‌

Una tarjeta de crédito llega con mucha emoción por todo lo que va a ofrecernos, pero también llegan muchos miedos sobre lo que puede pasar o lo que has escuchado que va a pasar si, por alguna razón, no puedes pagar a tiempo tu tarjeta de crédito.

Sin embargo, a pesar de que algunas de las cosas que dicen sobre ellas son ciertas, muchas otras son solo mitos que se han hecho durante los años, es importante que conozcas cuáles de estas no son ciertas para que puedas usar tu tarjeta tranquilamente.

10 mitos sobre las tarjetas de crédito

  1. Las tarjetas son perfectas para pagar las deudas. No. Las tarjetas de crédito te pueden ayudar para una emergencia o incluso algunos caprichos, pero usarlos para pagar deudas es crear un loop infinito de pagos.
  2. Si me atraso una vez, estaré en buró de crédito para siempre. Seguramente algún día te vas a atrasar con un pago, esto no significa que de inmediato vayas a buró de crédito. Mientras te pongas al día lo más pronto posible y normalicen tu deuda, no debe pasar a mayores.
  3. Todas son iguales. Hay muchas diferencias entre las tarjetas de crédito, algunas pueden tener una tasa más alta o más baja. Incluso hay diferencias para la capacidad de pago y estatus de una persona.
  4. Cualquier persona puede tener una. No. Hay criterios específicos que debes cumplir para poder tener una tarjeta de  crédito.
  5. Los pagos son fijos. Los pagos de tu tarjeta van a cambiar dependiendo de lo que gastemos o los plazos a los que hagamos las compras.
  6. Tengo que pagar todo de una vez. Hay que tener claro qué cosas compramos y se pagan al siguiente corte y cuales pueden entrar a una promoción a pagos diferidos.
  7. Puedo pagar todo a meses. Al igual que el punto anterior, es importante que tengas claro lo que estás pagando y cómo lo estás pagando. Si es una compra sin promoción a meses, tendrás que pagar la cantidad completa al siguiente corte. En las tiendas donde hagas tus compras, generalmente, te indican la forma en la que entra tu pago.
  8. No se pueden cancelar. Toda tarjeta se puede cancelar una vez que se liquida la deuda que se tiene con ella, así que no tengas miedo de que tendrás que cargar con esta tarjeta toda la vida.
  9. Está bien solo hacer pagos mínimos. No. Si se podría, pero esto solo va a crear intereses innecesarios y terminarás pagando mucho más de lo que estás comprando.
  10. Son un extra de mi sueldo. NO. Este es uno de los errores más comunes. Las tarjetas de crédito no son un “dinero extra” recuerda que los pagos van a salir de tu sueldo.